En general, la mayoría de los problemas de conexión que impiden la transmisión suelen corresponder al dispositivo o a la red de internet. Esto puede suceder porque aunque tengas una buena conexión a internet esta podría ser inestable y tenga momentos de baja intensidad o corte de microsegundos de duración.

FOX está preparado para esto y por cada título disponible genera varios videos de distinta calidad que el reproductor de video adapta a la variación de intensidad de tu conexión a internet. Por eso puede que por momentos veas los contenidos con una mayor o menor calidad.

Lamentablemente si la intensidad de internet bajara demasiado y se produjera un microcorte perdiéndose la conexión, se debería volver a re-establecer.

Hay varias cosas que puedes hacer al respecto:

1. Verifica tu conexión a internet. Si estás usando Wi Fi, verifica cuan lejos estás del equipo de internet (rooter) y acércate.
2. Reinicia la aplicación.
3. Reinicia el dispositivo.
4. Reinicia los equipos de tu red doméstica.f

Mejora tu Experiencia Fox Multi-Pantalla