En general, la mayoría de los problemas de conexión que impiden la transmisión suelen corresponder al dispositivo o a la red de internet. Esto puede suceder porque aunque tengas una buena conexión a internet esta podría ser inestable y tenga momentos de baja intensidad o corte de microsegundos de duración.

FOX está preparado para esto y por cada título disponible genera varios videos de distinta calidad que el reproductor de video adapta a la variación de intensidad de tu conexión a internet. Por eso puede que por momentos veas los contenidos con una mayor o menor calidad.

Si la intensidad de internet disminuye demasiado se producirán micro-cortes perdiéndose la conexión, lamentablemente deberás volver a restablecerla.

Para resolver lo anterior, te recomendamos: 

1. Verificar tu conexión a internet. Si estás usando Wi Fi, comprueba si la distancia en la que estás del equipo de internet (router) es la adecuada. De lo contrario deberás acercarte. 
2. Reiniciar la aplicación.
3. Reiniciar el dispositivo.
4. Reiniciar los equipos de tu red doméstica. 

Mejora tu Experiencia Fox Multi-Pantalla