La calidad de video de FOX está directamente relacionada con la calidad de tu conexión de internet. Es decir, si la calidad de conexión es buena elige videos de mayor calidad, si baja se va adaptando a los de calidad más inferior con el fin de que no percibas cortes en la transmisión. Esto sucede mientras estás mirando cualquier contenido ya que las conexiones domésticas nunca son 100% estables.

Si ves que tu video comienza a visualizarse pixelado o en baja calidad, es probable que tu banda de internet  esté bajando la calidad y el reproductor adapte el contenido para que continúes viendo tu película sin cortes.

Para mejorar tu calidad de video conéctate a una red Wi-Fi o fija más estable, acércate a tu router, si estás con una conexión Wi-Fi, o re-incia tu sistema de internet.

Mejora tu Experiencia Fox Multi-Pantalla